José Luis Sampedro, qué tío grande

Escuchar a este hombre es sentirse a gusto, saber que hay gente inteligente, culta y libre por ahí.