Aguanta, madre…

A ver qué cojones vamos a hacer sin tí…