Lo de dentro… es anarquía

Del mismo modo que nunca he sabido explicar mi amor por los lobos, completamente irracional y avasallador, tampoco puedo explicar por qué la letra de esta canción me enciende partes ocultas y terribles y luminosas de mi ser. Además, Robe es un poeta. La libertad y el anarquismo desde dentro:

Sin patria ni bandera, 
ahora vivo a mi manera; 
Y es que me siento extranjero, 
fuera de tus agujeros. 

Miente el carné de identidad: 
tu culo es mi localidad. 
Miente el destino para hacer 
que no te vuelva a ver. 

Miente. Si dice no, me miente, 
si dice sí, me miente; 
y si calla, también miente. 

Dice que yo ya no te espero. 
Un cabrón embustero, 
es, mi corazón, que miente. 

No se atreve la luz si no estás tú, 
a pasar por aquí si oye mi voz. 
Desde que no estás tú en este rincón, 
no se atreve a pasar la luz del Sol. 
Si oye mi voz, se queda fuera. 

Luz, maldita sea la luz 
que me desvela. 
No, aquí no ve y la luz 
se desespera. 

Me arroja a ver el mundo, 
y me lo encuentro furibundo. 
Si quiero ir a la moda, 
necesito una pistola. 

Dijo Amor antes de marchar: 
ya no me gusta este lugar. 
Oigo que vuelve y vuelvo a ver, 
vuelvo a mover los pies. 

Viento, me pongo en movimiento 
y hago crecer las olas 
del mar que tienes dentro. 

Tiempo, devuélveme el momento. 
Quiero pasar las horas 
nadando mar adentro, 

y revolcarme por el suelo 
para empezar todo de cero. 

Luz, si fuera el cielo azul, 
si enloqueciera… 
Mira, ha venido una luz, 
como de fuera. 

Ya vuelvo a caer, voy derechito de cabeza. Sí. 
Vuelven a salir chorros de la naturaleza. 
Caigo derechito, derechito de cabeza. Sí. 
vivo derribando, derribando las barreras. 

Y dicen que mi vida es un exceso, 
y yo me vendo solo por un beso. 
¿Qué voy a hacer, si vivo a cada hora 
esclavo de la intensidad? 
Vivo de la necesidad. 

Estaba el cielo lleno de estrellas, 
y he pasado la noche con ellas. 
¿Qué voy a hacer, si vivo a cada hora 
esclavo de la intensidad? 
Vivo de la necesidad. 

Y me revuelco por el suelo, 
para empezar todo de cero. 

Luz, si fuera el cielo azul, 
si enloqueciera… 
Mira, que ha venido una luz, 
como de fuera. 

Luz, maldita sea la luz 
que me desvela. 
No, aquí no ve y la luz, 
se desespera. 

No se ve; 
la vida se me queda a oscuras. 
Venme a ver 
caminito de la locura. 

Me mira, me droga, 
las fuerzas me abandonan. 
Me droga, me mira. 

Me dice, guasona, 
métete en mi persona. 
Me droga, me mira. 

Se volvió a gusano, mariposa, 
cansada de volar y no poder 
arrastrarse al fondo de las cosas, 
a ver si dentro puede comprender. 

No se ve; 
la vida se me queda a oscuras. 
Venme a ver 
caminito de la locura.

Nota: Youtube se ha vuelto loco y pone otras canciones de Extremoduro que no son ‘Lo de dentro’. No es mi culpa. Bueno…tampoco están nada mal.