Instrucciones para que un partido de izquierdas gobierne en España

Iba a titular esta entrada ‘Instrucciones para que el PSOE gane de nuevo unas elecciones’, pero la gente habría pensado que estoy afiliado a ese vergonzoso partido, y cualquier les convence luego de que no. Ya tengo suficiente con mis padres, que están seguros de que mi héroe es Zapatero (el que tenga huevos, que intente que le aclaren por qué), o que para mí el PSOE es la solución para los náufragos de izquierda, cuando yo jamás les he votado ni en unas autonómicas. Así que simplemente digamos un ‘partido de izquierdas’, cuando está claro que el socialista de González, Zapatero y Rubalcaba de izquierdas tiene más bien poquito, o nada.
En realidad, sería sumamente sencillo, a mi parecer (y supongo que dentro de mi insoslayable ingenuidad), que a día de hoy un partido de izquierdas, bien organizado y con una mínima estructuración, ganase de calle unas elecciones generales o autonómicas. Tan sencillo que la única explicación que encuentro a que no lo hagan es que están conchabados con la derecha o que son políticos absolutamente estúpidos. Bastaría con que estuviera organizado en sus bases y en sugente, con que hiciera, mientras estuviera en la oposición, y dijera, durante la campaña electoral, lo siguiente:
1. Que su cabeza o cabezas de partido estuvieran licenciados en derecho y/o economía, amén de muchos otros estudios, y que hablaran fluidamente inglés y francés, por lo menos (muchísimos españoles cumplen este requisito).
2. Que se pusieran del lado del pueblo cada vez que este se manifiesta o cada vez que es aplastado por los poderes reales.
3. Que prometieran doblar el salario mínimo interprofesional.
4. Que fomentaran la creación de un sindicato de profesores, y que estos fueran los únicos que decidieran los planes de estudios en todo el país.
5. Que restauraran uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo.
6. Que pusieran a escuadra, a cumplir la ley, a todo el mundo. Es decir, que los más ricos tuvieran que pagar en función de lo que tienen y que lo cumplieran.
7. Que modificaran la constitución para que las leyes no fueran las de 1909 o las de 1932, sino las de 2012, para problemas del 2012.
8. Que emplearan debidamente esa constitución cada vez que “los mercados” dictaran qué es lo que hay que hacer.
9. Que reformaran la ley electoral.
10.  Que hicieran públicas y accesibles absolutamente todas sus cuentas, y que, cuando hubiera una sombra de duda de corrupción, dimitieran.
11. Que repudiaran cualquier símbolo o supuesta bondad del fascista régimen de Franco.
12. Que restauraran la memoria y el honor de los caídos de ambos bandos durante la Guerra Civil.
13. Que separaran, de forma jurídica, los poderes del periodismo, de la iglesia, de la judicatura.
14. Que hicieran verdadero al supuesto estado laico español y que no se diera ni un solo duro más a los curas. Que la fe de cada cual fuera privada. Que la iglesia no fuera un tentáculo más de poder.
15. Que denunciara cualquier amiguismo o selección a dedo en cualquiera de las instituciones del estado.
16. Que defendiera el patrimonio natural de la península, Baleares y Canarias.
17. Que invirtiera en I+D todo lo que se invierte en Defensa.
18. Que se saliera del euro en cuanto la eurozona intente obligarnos a hacer con nuestros préstamos lo que ellos quieren.
19. Que protegiera a agricultores y ganaderos y que sancionara a los intermediarios y especuladores.
20. Que vigilara los desmanes de los bancos y que fiscalizara debidamente las grandes fortunas y las fugas de capitales.
21. Que trabajara por y para la gente que gobierna y que lo hiciera con sensatez y escuchando a todas las partes
22. Que jamás alentara debates ideológicos y morales con otros partidos y que permitiera la disensión y el debate entre sus filas.
23. Que dejara de vender armas al extranjero.
24. Que prometiera la abolición progresiva de la monarquía.
25. Que creara un ministerio para los desfavorecidos: niños con familias problemáticos, ancianos sin medicinas y que viven solos, enfermos o discapacitados.
Esto son políticas de izquierdas. Dado que a la derecha solamente le votan ocho millones de fieles ciudadanos, están en franca minoría siempre que los que no están hipnotizados por los canallas que están llevando a este país a la ruina y a la ignominia. Cosas más difíciles se han logrado en el mundo.
Eso sí sería una revolución dentro del sistema.